“Himnovasión”: La inspiración no ha muerto

“Himnovasión”: 
La inspiración no ha muerto
Homero Salazar*

Hoy es el día que muchos estábamos esperando. Estoy feliz de que nuestro Dios nos haya permitido iniciar este grupo que estará abierto al dialogo edificante y cristiano relacionado con una las maneras de exaltar, glorificar, alabar y adorar a nuestro maravilloso Dios: la Música. Es mi deseo que como grupo nos mantengamos unidos y enfocados en Cristo nuestro Señor y Salvador, haciendo de la Palabra de Dios nuestra guía y nuestra luz.



Los administradores de este grupo son todos hermanos, miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día entre los cuales hay: pastores, profesores, músicos, poetas, estudiantes, padres y madres de familia, jóvenes y adultos. Sé que todo ellos tienen en común un don, un talento: la música, la poesía y una pasión por la adoración al Dios de Israel. Siento en mi corazón gratitud porque como adventistas, tenemos el privilegio de ser adoradores de Dios cada día pero de manera especial cada sábado, en el día del Señor cuando nos reunimos como congregación para adorar a aquel que está en el lugar Santísimo del Santuario Celestial intercediendo por nosotros y nos ha prometido en su Palabra que pronto vendrá.

HimnovaSión es un nombre que ha sido elegido con mucha oración y resume la verdadera misión y visión de éste grupo de músicos contemporáneos: alabar y adorar a Dios como nuestro Creador y Redentor y predicar de él con un cántico nuevo, con un lenguaje nuevo, usando los instrumentos nuevos o viejos, contextualizando la fe mientras vamos camino a Sion como dice Isaías 51:11 “Ciertamente volverán los redimidos de Jehová; volverán a Sion cantando, y gozo perpetuo habrá sobre sus cabezas; tendrán gozo y alegría, y el dolor y el gemido huirán”.

Soy un convencido de que la inspiración de los músicos y poetas del Señor no ha muerto, está viva. Hoy más que nunca nuestro Dios quiere recibir la alabanza de su pueblo del siglo 21. Una alabanza contemporánea que demuestre no solo nuestra admiración por su inmensa grandeza sino también nuestra inmensa gratitud por haber enviado a su hijo amado Jesucristo para salvarnos. Dios aprecia la alabanza que sale de los labios de hombres y mujeres que le son fieles en todo porque lo aman a El por sobre todas las cosas. Lucas 6:45 “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca”.

Ya han pasado 168 años desde que Cristo entro al lugar Santísimo en el Santuario celestial el 22 de Octubre de 1844 donde ministra e intercede por nosotros cada día. Por esta gran verdad somos consientes de que debemos acercarnos confiadamente al trono de la gracia para brindarle lo mejor de nosotros, porque somos sus sacerdotes, sus levitas en este siglo 21. Sé que estamos viviendo en el tiempo del fin, y desde 1844 en zona de juicio por eso creo firmemente que debemos ir preparándonos para cantar el gran “cantico nuevo” Apocalipsis 5:9 “y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;” cantándole también canticos nuevos hoy. “Cantad a Jehová cántico nuevo; Cantad a Jehová, toda la tierra” (Salmo 96:1).

Me da gozo y felicidad saber que Dios está levantando una generación de músicos adventistas que están dispuestos y abiertos a la innovación y al cambio, hombres y mujeres que no solo le adoran en espíritu y en vedad sino que también lo hacen con ardor y denuedo, decentemente y con orden. Levitas llenos del Espíritu Santo que también están dispuestos a llevar, a través de la música, el mensaje de salvación en Cristo al mundo de hoy y, preparando a un pueblo que le pueda cantar de manera perfecta cuando llegue ese día.

Sabemos que por naturaleza el ser humano es creativo y artístico, Dios lo hizo así, por lo tanto, si es músico, tiene una necesidad innata de expresarle a Dios lo que siente a través de la música. Esa creatividad inspirada por Dios no ha terminado, esta latente en el corazón del poeta y el músico del siglo 21. Por eso necesitamos motivar y apoyar a los levitas del Señor para que sigan componiendo nuevas alabanzas, nuevas canciones que honren y glorifiquen a Dios de manera actual y contemporánea en nuestras congregaciones y que comuniquen la verdad presente para este tiempo y a las fronteros a donde no todos podemos llegar.

La revelación de Dios no incluye la idea de que tenemos que vivir de la manera cultural en la que vivían los profetas, los apóstoles o los cristianos de algún periodo de la historia del mundo. Por lo tanto podemos aplicar los principios Bíblicos a nuestra época contextualizándolos para cantarle a Dios con todo el corazón en un culto racional contemporáneo. Cuando cantamos las verdades eternas las debemos cantar en el contexto de los tiempos en que se viven. Hebreos 13:8 “Jesucristo Dios es el mismo ayer, hoy y por los siglos” Ni la cultura ni la música lo limitan a ser lo que él es, él es Dios y es digno de gloria, honra y alabanza. No nos cerramos a cantarle al Señor de manera tradicional como lo hacemos habitualmente en nuestras iglesias, pero si estamos abiertos a cantarle un cantico nuevo, porque nuevas son sus misericordias en nuestra vida cada mañana.

Soy consiente de que lograr el equilibrio en esto no es fácil, pero si sé que Dios espera mucho de nosotros sus levitas de este siglo 21. Él quiere que vayamos a la vanguardia de una entrega total y que cumplamos nuestra misión, él nos ha llamado para que le adoremos en espíritu y en verdad y hacia allí es donde debemos ir con el mismo espíritu y poder de Elías, porque nosotros somos su Elías hoy que debe clamar en el desierto: “ Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” Apocalipsis 14:7 . Por lo tanto, adorémosle también con un cántico nuevo, ahora que estamos más cerca de cantarle el más perfecto “cantico nuevo” que el mundo haya escuchado jamás. Los invito a ir practicándolo a través de “HimnovaSión” porque creemos que la inspiración no ha muerto, sigue viva.


*Homero Salazar, Senior pastor en Washington Spanish SDA Church

1 comentario:

  1. La cita de Homero dice "Soy consiente de que lograr el equilibrio en esto no es fácil, pero si sé que Dios espera mucho de nosotros sus levitas de este siglo 21." Me parece que la palabra no debería ser "equilibrio", más bien sería apropiado usar el término y la condición (porque también es una condición) "balance". Entre músicos, en eso consiste la música...pero la adoración aún más. Gracias por recibir este comentario

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.

Popular Posts

Recent Posts

Unordered List

Text Widget