Jesús trae un amigo al templo



Jesús trae un amigo al templo 
Juan Francisco Altamirano 

Cuando adorar a Dios se convierte en una ironía. 

“En realidad, sólo amo a Dios tanto como amo 
a la persona a quien amo menos” (Dorothy Day) 

A riesgo de volver a ser crucificado o condenado ahora a la silla eléctrica, Jesús se mezcla con ellos sin que le altere un pelo ser confundido. No le interesa hacerse una imagen, ni siquiera la patrocinada por la ortodoxia. Aunque le nieguen el derecho a volver a los santuarios hará un templo en el corazón de cada despreciado. Los vulgares se le confiesan tal como son en los burdeles mientras los puritanos niegan sus lujurias mentales en los templos. Con los primeros se siente Jesús, y con los segundos, un antifaz moral usado a conveniencia. 



Los religiosos los consideran “detestables”,(1) Jesús los llama “limpios”,(2) “piedras preciosas”,(3) y “tesoro muy especial”.(4) Aquellos buscan méritos y él les cedió(5) a todos(6) las calificaciones de su vida impecable. Los religiosos piensan en arrendarles la salvación a precio de buena conducta, y Jesús los ha hecho dueños de ella.(7) Otros los evitan y el Mesías no descansa hasta dormir con ellos. 

Jesús no los tolera, “los tiene por preciosos”.(8) Nada de sus hermanos lo denigra. Él es santo no santurrón. Él sabe que vino a algo peor: a llevar sobre sí mismo la maldición de la desobediencia.(9) 

Puede tratarse de una mujer hecha con cirugías, a punta de costuras. No importa si es quien ha dicho a la prensa ser una mujer que nació atrapada en un cuerpo de hombre. La misma persona que se vendió a precio de aventura para pagar por la magia de un bisturí, y conseguir que al menos le arreglaran sus prominentes labios masculinos. 

Imaginemos más de esta parábola moderna. Fue de madrugada, a la hora cuando las lágrimas ruedan en secreto. Jesús no ha podido dormir. Su corazón está despierto. A lo lejos reconoce el gemido mudo de un prospecto discípulo suyo.(10) Ajusta sus tenis, circula una bufanda alrededor de su cuello, y se dirige a paso resuelto hacia los clubes nocturnos. Después de bajar del Cielo ya no existe un abismo más bajo al cual descender. 

Encontrar a Jesús tras una noche de gula promiscua, con los rastros de la desilusión evidentes en su mirada sería toda una sorpresa. A la luz de una luna llena el encuentro despierta con fascinación su adormecida conciencia. Sus ojos adquieren forma de O. Existe alguien que lo ve limpio, y en su presencia se siente “perla de gran precio”.(11) No se mira como una suciedad con rostro, se ve “creación de Dios”,(12) como el poema(13) privilegiado por su artista. Jesús lo admira por debajo de toda mancha moral, y esto le devuelve el brillo a su respeto. “Dios dirigió su mirada a la humanidad no como algo vil y sin mérito; la miró en Cristo, y la vio como podría llegar a ser por medio del amor redentor”.(14)

Más aún, Jesús “ha hecho desaparecer” sus rebeliones.(15) No se trata de una ficción. Es atraído “con cuerdas de amor”.(16) No lo puede resistir; al contemplar en Jesús un amor más fuerte que la muerte(17) se le ha grabado la ley en su conciencia.(18) Con precisión quirúrgica este amor lo desencantará del hechizo ilusorio de lo prohibido. Ahora aborrecerá lo que este amor rechace y hallará gozo en hacer lo que este amor apruebe,(19) porque "es la efusión del amor redentor que transforma el corazón".(20)

Alguien que lo acepta sin pasarle por la cara sus errores, y que se complazca en recibirlo así, tiene que ser superior a todo y a todos —concluye él. 

Se trata de un amor sin obsesión por cambiarlo, y éste amor le inspirará el gusto de agradarle, porque “el amor de Dios siempre lleva el temor, el temor de ofenderle”.(21) 

En el barrio su apodo sarcástico era “la chica de plástico”, y ahora Jesús “no había de permitir que ningún ojo despreciativo se burlara de la miseria y los harapos de su hijo”,(22) y con gozo se refiere a él como “mi discípulo”. De símbolo de vergüenza a trofeo de gloria. El Salvador lo introduce con aire de celebración. Quiere que todos lean la satisfacción en su rostro. No puede ser un secreto prohibido. 

Pero el amanecer del amigo de Jesús llegó a ser la noche más oscura para los teóricos de la religión. Están nerviosos, alborotados y confundidos. Les da miedo descubrir que Dios sea tan bueno. Han pasado la vida huyendo de un Dios que ame sin antes exigir rectitud. El manto de salvación que les han heredado por generaciones, se ha quedado corto para cubrir a su semejante. 

—¡Está fuera del alcance de Dios! —murmuran algunos. Otros desean que no llegue a su iglesia porque causaría la pérdida de muchas familias. —No aceptaremos a un hombre con labios de mujer —argumentan. Además, temen que reincida en sus descarríos y sea una burla para la religión. Mientras ha sido incorporado en la familia de Dios en el Cielo, algunos piensan darle un tiempo de prueba.(23) Desean evitar el riesgo de aceptarlo. 

Unos cuantos piensan que al recibirlo Jesús se estaba deslizando por el borde mismo del peligro. Oyen desplomarse en su mente la imagen de un cristo bañado de falsa piedad. Han sido provocados. Tienen frente a sus ojos a un Jesús radicalmente amante. Se sienten desprestigiados por haber declarado misionero a un andrajoso moral de tal calaña. 

El recuerdo vivo de su vida pasada es repasado intacto en sus mentes. Creen que Jesús baratea el evangelio, y reclaman que se retome la vieja práctica de examinar a la gente antes de aceptarla. 

Pero frente a ellos la ofensa cumbre de Jesús es tratarlo como si nunca hubiese pecado.(24) Parecen ignorar que él pagó en la cruz y nadie más que él puede eximirlo de toda responsabilidad, y lo ha hecho. Su per-dón es eso, un “don”. 

—¡Hasta lo llama santo! ¡Cómo, si apenas lleva poco tiempo que recibió el mensaje! —protestan los más encanecidos en su propio evangelio. Demasiado bueno para ser cierto. No puede ser tan fácil —razonan. Las “abundantes riquezas de su gracia”(25) provocan un nuevo escándalo. El apostolado y la salvación son posibles por la sola gracia de Cristo,(26) pero para el orgullo humano eso no puede suceder así nomás. 

Una comisión de ética discute su inserción en la comunidad religiosa cuando Cristo ya le “hizo sentar en los lugares celestiales”.(27) Mientras el nuevo converso se aferra a la virtud de quien lo salvó, ellos lo desvirtúan. Sus brazos marcan distancias y los brazos del Eterno lo arropan. El consejo de los más conservadores recomienda actuar con cautela, y “la multiforme sabiduría de Dios” entusiasma que se le dé “a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales”.(28) 

De pie frente al templo dedicado a su Nombre, Jesús aparece con su hermano redimido, ambos de este lado de la calle. El edificio no ha sido rodeado por una cinta de seguridad amarilla que les prohíba el paso. La iglesia ha sido apoderada por una argolla de titulados creyentes que al negarle la aceptación a su semejante, también deja a Cristo afuera, y toda adoración a su Nombre se tornará vana, vacía, y despreciable.(29) 

Ellos regresan a orar en defensa de su religión, y Jesús afuera les advierte que apartará sus ojos, que él está “harto” de sus oraciones, de sus sábados y ceremoniales.(30) 

Un crujido de dos puertas hiere el silencio tras cerrarse… un presagio de dolor se sugiere con el silbido acústico del viento… la divina voz quebradiza ha sido herida de nuevo. Su iglesia insiste en adorar sin él…, y sin los otros a quienes él ha redimido. 

Su voz aún llama…

El autor es escritor y reside en el Estado de Washington, desde donde escribe 
y colabora como uno de los administradores de HimnovaSion. 
Sus escritos pueden ser leídos en www.jesusvistopordentro.com
y él puede ser contactado a través de aplantar@gmail.com, 
o seguido en Twitter: @Jesusvpdentro.  

Notas:

(1) De acuerdo a Hechos 10:28 Dios corrigió al apóstol Pedro en visión, líder prominente de la naciente iglesia cristiana, para que no considerara seres “despreciables” a quienes él mismo aceptaba “limpios”, sin ningún reparo. La palabra “inmundo” (gr. ἀκάθαρτος - akathartos) que usara Dios (v. 15, 28) para cambiar la actitud de rechazo de Pedro, es la misma que aparece en Apocalipsis 18:2 para describir una “ave inmunda y aborrecible”. J. Swanson, Diccionario de idiomas bı́blicos: Griego-Nuevo testamento (Bellingham, WA.: Edición electrónica. Logos Research Systems, Inc., 1997).

(2) En Hechos 10:15 se le dice a Pedro que “Dios limpió” a las personas que él etiquetaba como “detestables”; curiosamente el verbo griego para “limpio” καθαρίζω (katharizō) que usó Dios para crearle contraste en la mente del apóstol, es el mismo que Jesús utilizó cuando le dijo a un leproso (Mateo 8:2): “Quiero, sé limpio”. Ibid.

(3) Zacarías 9:16, 17. Versión Dios habla hoy.

(4) Malaquías 3:17. Versión Traducción en lenguaje actual.

(5) “Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida”, (Romanos 5:18). El énfasis ha sido agregado.

(6) Marvin Moore en su libro El dragón que todos llevamos dentro: ¿Cómo vencerlo? apunta el siguiente comentario aclaratorio sobre Romanos 5:18: “¡Un momento! —dice usted—. ¿Significa que toda persona que ha vivido sobre la faz de la tierra pasará la eternidad en el cielo? Esto no es lo que dice Pablo, ni tampoco lo que quiso decir. Cuando Pablo afirmó que todo ser humano ha sido justificado, quiso decir que cuando Cristo murió en la cruz, pagó la deuda por los pecados de cada uno de los seres humanos. Sin embargo no es suficiente que se haya pagado la deuda. Cada pecador debe aceptar la oferta” (Miami: Asociación Publicadora Interamericana, 2007), 36.

(7) “Cualquier pecador, en cualquier época de la historia, es dueño de la justificación. Jesús la depositó en la cuenta de cada uno cuando pagó por sus pecados en la cruz”, Ibid.

(8) Elena G. de White, El deseado de todas las gentes (Miami: APIA, 1955), 621.

(9) “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, y por nosotros se hizo maldición (porque está escrito: ‘Maldito todo el que es colgado en un madero’), (Gálatas 3:13). Versión Reina Valera Contemporánea.

(10) “Su oído está atento al clamor del alma contrita. Él conoce el primer esfuerzo del corazón para llegar a él. Nunca se ofrece una oración, aun balbuceada, nunca se derrama una lágrima, aun en secreto, nunca se acaricia un deseo sincero, por débil que sea, de llegar a Dios, sin que el Espíritu de Dios vaya a su encuentro. Aun antes de que la oración sea pronunciada, o el anhelo del corazón sea dado a conocer, la gracia de Cristo sale al encuentro de la gracia que está obrando en el alma humana”, Elena G. de White, Palabras de vida del gran maestro (Miami: Publicaciones Interamericanas, 1971), 162.

(11) “Cristo, el comerciante celestial, que busca buenas perlas, vio en la humanidad extraviada la perla de gran precio. En el hombre, arruinado y engañado por el pecado, vio las posibilidades de la redención. Los corazones que han sido el campo de batalla del conflicto con Satanás, y que han sido rescatados por el poder del amor, son más preciosos para el Redentor que aquellos que nunca cayeron”, White, Palabras de vida del gran maestro, 90.

(12) “Nosotros somos creación de Dios”, (Efesios 2:10). Traducción en lenguaje actual.

(13) La expresión “creación de Dios” que aparece en Efesios 2:10 realmente significa “poema de Dios”. El término griego empleado para “creación” es ποίημα [poiema], la misma raíz para el vocablo “poema” en el idioma castellano. Strong, J. The exhaustive concordance of the Bible: Showing every word of the text of the common English version of the canonical books, and every occurrence of each word in regular order. (Ontario: Woodside Bible Fellowship, 1996).

(14) White, Palabras de vida del gran maestro, 90. El énfasis ha sido añadido.

(15) Isaías 44:22. Versión Dios habla hoy.

(16) Oseas 11:3.

(17) “Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos”, (Cantares 8:7).

(18) “Y cuando Cristo los induce a mirar su cruz y a contemplar a Aquel que fue traspasado por sus pecados, el mandamiento se graba en su conciencia”, Elena G. de White, El camino a Cristo (Miami: Asociación Publicadora Interamericana, 1996), 37. Véase también la página 39.

(19) Ibid., 86.

(20) Elena G. de White, El discurso maestro de Jesucristo (Miami: Asociación Publicadora Interamericana, 1996), 97.

(21) Elena G. de White, Alza tus ojos (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1982), 369.

(22) White, Palabras de vida del gran maestro, 160.

(23) “El Señor Jesús se complace en que vayamos a él como somos: pecaminosos, sin fuerza, necesitados. Podemos ir con toda nuestra debilidad, insensatez y maldad, y caer arrepentidos a sus pies. Es su gloria estrecharnos en los brazos de su amor, vendar nuestras heridas y limpiarnos de toda impureza”, White, El camino a Cristo, 79.

(24) “Si os entregáis a él y le aceptáis como vuestro Salvador, por pecaminosa que haya sido vuestra vida, seréis contados entre los justos, por consideración a él. El carácter de Cristo reemplaza el vuestro, y sois aceptados por Dios como si no hubierais pecado”, White, El camino a Cristo, 92. El énfasis en negrita ha sido agregado.

(25) Efesios 2:7.

(26) Romanos 1:5.

(27) Efesios 2:6. Énfasis ha sido agregado.

(28) Efesios 3:10. Énfasis ha sido suplido.

(29) “Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí”, (Marcos 7:6).

(30) Véase Isaías 1:10-18.

5 comentarios:

  1. (23) “Si os entregáis a él y le aceptáis como vuestro Salvador, por pecaminosa que haya sido vuestra vida, seréis contados entre los justos, por consideración a él. El carácter de Cristo reemplaza el vuestro, y sois aceptados por Dios como si no hubierais pecado”, White, El camino a Cristo, 92. Alguien que lo acepta sin pasarle por la cara sus errores, y que se complazca en recibirlo así, tiene que ser superior a todo y a todos - Q GRAN BENDICION Q AMOR TAN INCONDICIONAL, DIFICIL DE ENTENDER PARA EL SER HUMANO... PERO ASI ES DIOS!!...EL NOS AMA A TODOS X IGUAL Y TODOS TENEMOS LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR PONIENDO NUESTRAS VIDAS EN SUS MANOS, EL NOS MOLDEARA COMO EL GRAN ALFARERO Q ES Y HARA DE NOSOTROS ALGO CONFORME A SU GUSTO, SOLO SI NOS PONEMOS EN SUS MANOS ACEPTANDO LA PERFECTA TRANSFORMACION....GRACIAS PASTOR MUY HERMOSO COMO SIEMPRE...WILLMA ANNETTE

    ResponderEliminar
  2. Muy acertado en tus palabras!! solo la inspiracion del Altisimo puede haber tocado tu corazon, para hacernos llegar estos escritos. Somos pecadores todos, no hay uno solo Santo, solo El Hijo de Dios!! , la mente y el corazon solamente puede verla el Padre!! nosotros vemos lo que las personas desean que veamos, no debemos juzgar a los demas; pero no vivamos en el pecado y la mentira, todo lo que el hombre sembrare eso tambien cosechara. Gracias por compartir conmigo estas palabras inspiradas, Dios te Bendiga y te Guarde haga prosperar tu Ministerio!! Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. MARAVILLOSO AMOR DE DIOS. NO LO TENEMOS QUE ENTENDER SOLAMENTE ACEPTARLO, GRACIAS DIOS MIO POR QUE TU NO HACES ACEPCION DE PERSONAS; AYUDANOS A COMPARTIR ESE AMOR Y NO PENSAR QUE ES SOLAMENTE MIO. QUITA ESE EGOISMO DE MI CORAZON Y ENSENAME A AMARTE MAS QUE A LA PERSONA QUE MAS AMO. NECESITO MANTENERME JUNTITO A TI, QUIERO SENTIRME COMO ESE METAL ATRAIDO POR EL IMAN. 'GRACIAS POR TU GRACIA.'

    ResponderEliminar
  4. Que bueno saber que aunque tantos impiden que algunos lleguemos y seamos aceptados en la iglesia a traves del bautismo, escritos como este me animan a convencerme de que por jesus ya he sido mas que bautizada. Amén

    ResponderEliminar
  5. Que bueno saber que aunque tantos impiden que algunos lleguemos y seamos aceptados en la iglesia a traves del bautismo, escritos como este me animan a convencerme de que por jesus ya he sido mas que bautizada. Amén

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.

Popular Posts

Recent Posts

Unordered List

Text Widget